martes, 28 de octubre de 2008

La Primera Impresora

La historia de la impresora se puede remontar junto con la creación de la primera computadora de la historia, la Máquina Analítica de Charles Babbage. Aunque Babbage nunca terminó de armar su computadora, sí terminó los planos en los que se incluía el mecanismo de impresión, mismos que fueron utilizados para armar el modelo funcional en 1991 y presentarlo al público en Abril del 2000 por el Museo de Ciencias de Londres, como parte del Proyecto Babbage. Esta impresora, o al menos el modelo funcional fabricado en base a los planos creados por Babbage, está formada por 4,000 piezas mecánicas y pesa alrededor de 2.5 toneladas.

La impresora de Babbage imprime automáticamente los resultados de los cálculos de la Máquina Diferencial, y es impresionantemente avanzada. Es posible para el usuario ajustar los parámetros de impresión, tales como la altura de la línea, márgenes, ancho de página y columnas de números. Imprime en 2 tipografías de manera simultánea e inclusive tiene la capacidad de producir platos de estereotipos que pueden ser utilizados en imprentas convencionales.

El paso del tiempo llega al principio de la década de 1950, en 1953, con la primera impresora eléctrica para computadora. Esta trabajaba con una computadora específica y tenía tipos para cada una de las letras y números, por lo cual únicamente imprimía texto. En 1957 se desarrolla la impresión por matriz de puntos, con limitaciones similares a su antecesor. En 1959 Xerox fabrica la fotocopiadora y en 1973 Canon crea la fotocopiadora a color.

Al principio de los 1970s, Centronics Corporation de Nashua fabricó la primera impresora de matriz de puntos, la Centronics modelo 101, que también fue la primera computadora en podía ser transportada por una sola persona.

Esta impresora, la Centronics 101 también llegó con una nueva interfaz electrónica, misma que perduró hasta la aparición del bus serie universal, la Centronics, mejor conocida como puerto paralelo.

En 1978 se crea la impresora de margarita, que únicamente podía escribir letras y números, pero tenía calidad de máquina de escribir. En 1980 se inventa la impresora láser y en 1988 se mejora para ser a color.